Publicidad | Vea su anuncio aquí

La falta de sustancia letal provocó que juez en CA suspendiera ejecución de reo.

Escases de sustancia letal

LOS ÁNGELES, California - Un juez decidió detener la ejecución programada para esta semana de un condenado por matar a una adolescente en 1980, lo que iba a poner fin a una moratoria de casi cinco años a las ejecuciones en California.

La suspensión ocurrió luego de una movida actividad legal respecto a la ejecución, en particular alegando la falta de una sustancia clave utilizada para sedar al condenado.

La medida implica que las ejecuciones no volverán hasta al menos el año próximo en California, que tiene el mayor número de condenados a muerte de Estados Unidos.

Albert Greenwood Brown, de 56 años, condenado a muerte por el asesinato de una adolescente de 15 años en 1980, debía ser ejecutado el jueves a las 21 horas locales, e iba a ser el primer ejecutado desde el fin de la moratoria que comenzó en 2006.

Inicialmente la ejecución estaba programada para hoy miércoles, pero luego el gobernador de California Arnold Schwarzenegger dispuso que la sentencia se cumpliera al día siguiente.

Sin embargo, la última dosis del anestesiante thionpetal -utilizado en el cóctel mortal inyectado al condenado- estaba en el límite de su fecha de vencimiento.

La Corte de Apelaciones de California pidió al juez federal Jeremy Fogel, que había dado luz verde a la ejecución, que reconsiderara su opinión de que las formas en que se administran las drogas mortales habían mejorado lo suficiente.

Y a última hora del martes, Fogel decidió que no iba a tener tiempo para considerar el asunto de la forma correcta, y detuvo la ejecución de Brown.

"El pedido de Brown para detener la ejecución es acordado", dijo Fogel.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí